Tierra Adentro

Poesía

  Grita con voz de lanzallamas, de actriz, de estufa eléctrica, de halitosis en pleno retoño, de Tres estudios sobre Hegel, y de Epistolario español.
0 178

  Para Leo   Todo era pedregoso en mi Volkswagen sedan del 96, todo era cálculo fino, negociación y mutuo entendimiento: mi vocho, un glóbulo en las venas obstruidas de la ciudad, insecto colindante con la máquina, incómodo como ataúd, carroza sin lo fúnebre; en esa cápsula de ruido blanco parecían mitigarse las dolencias confundidas en su estertor y a veces lo trabajoso del mecanismo me hacía pensar en algo rupestre, en la dicha de inventar herramientas al cobijo de una cueva.
0 177

  La cola de un zorrillo se va escondiendo en el puño     airáticamente     una flor de cabello negro.
0 187

  Desde la orilla miraron, sostenidos en dos patas, el predicho elástico charol noctívago que figuró malabares con brillos ajenos (reflejos de reflejos de otra luz fuera del mundo).
0 313

  Para Federico D-G.
0 292

Kè-ní ré tá díɁztèɁ*   Prássá; prás mbèɁz men díɁztèɁ prássá; prás mb-ròɁ thîb ndzět prássá; prás mblà yìz lo diɁzteɁ prássá; prás an=ta štil de=díɁz mbèd CháɁs, cháɁs mbèɁz thîb ngwè’s CháɁs, cháɁs ná làt zó lè-zùɁ CháɁs, cháɁs pšék lûd mbòl mbèz CháɁs, cháɁs díɁz goš nazuɁ Górrá; gòrr díɁz dá lô yêts Górrá; gòrr ndé rŏɁ wìz Górrá; gòrr ndé=y-ăl mbîzɁ kè-ní ré tá díɁztèɁ=ná Or yénɁ dá lô šíɁn m-bì~rè lô lè-zùɁ=ná   Baila el zapoteco dicen los zapotecos salió un tlacuache le cayó la enfermedad al zapoteco puro español habla el bebé llama a los más sabios triste está el corazón aguanta un poco hombre, dije la palabra antigua esta tibia la palabra va al papel está saliendo el sol está naciendo la semilla Bailando esta mi lengua zapoteca Los jóvenes van a trabajar Regresa a mi corazón.
0 508

  Cuando veo el box pienso en mi padre, los sábados en los que la nocheardía ante nuestros ojos.
0 755

No la conocía entonces y aun así, en la foto, se parece más a sí mismaque la mujer sentada a mi lado.
Secretaría de Cultura