Tierra Adentro
Arturo Loera, Algunos sueños sobre el capitalismo. Portada de Axel Rangel.

Arturo Loera, Algunos sueños sobre el capitalismo. Portada de Axel Rangel.

PRIMER SUEÑO SOBRE EL CAPITALISMO 

 

Las preguntas escondidas entre las plumas de una paloma.

Échale maíz. 

 

El cisne degollado. 

Su cabeza adorna la esquina de las avenidas Juárez 

e Independencia. 

 

Y si todo esto es posible y bello

es el resultado absurdo

del primer sueño que tuve

sobre el capitalismo.

 

Para los que vienen en búsqueda de teorías

yo solo tengo una manzana en la mano.


 

EL VALOR DE X 

 

Porque nunca encontramos el valor de X. 

Porque la Biblia se cansó de ser una pata que sostiene la cama, 

tomó su sombrero de copa y salió otra vez a las calles. 

Porque vuelven, siempre vuelven. 

El fascismo es un sueño intermitente y un insomnio de pasillos y museos 

y una vela prendida por las abuelas y una escuela muy cara. 

Porque el alcohol no falta. 

Porque ser fruto de tu vientre es ser fruto que se pudre. 

Porque nos dejaron la maquinaria y perdimos el instructivo. 

Estas máquinas arderán mejor que cualquier fotografía. 

Porque las fotografías en los postes de las calles ya no arden. 

Porque en mi mano izquierda tengo un aerosol amarillo 

y en la derecha a mi perro como un triste vellocino callejero. 

Porque la punta del lápiz se rompió sobre la hoja de cuadrícula. 

Porque amaneció y una cabeza de cerdo adornaba el horizonte. 

¿No es hermosa esta resignación ante la furia? 

No. 

Porque la retórica es como la parte azul del borrador que lo deshace todo. 

Porque en repetirse está el perderse y, solo a veces, el encontrarse. 

Dos gatos miran un pollo rostizado, dos personas miran sin miedo el sol. 

La parábola de esta piedra romperá el cristal de la rosticería. 

Habrá fuego, como antes. Predicadores ardiendo,

máquinas y tanques como sarcófagos inútiles,

infancias que lloran en el rincón mientras abrazan una mochila negra,

un muchacho desnudo frente al pizarrón

que no ha podido encontrar el valor de X.


 

UNA LEY ES UNA LEY NO ES UNA ROSA

 

Romper las leyes como no debe romperse

la pasta para verterla en una olla muy pequeña.

 

Romper una ley amparado en otra ley

es no romper nada.

 

Romper los pantalones para venderlos rotos

no se compara al hecho

de que con el tiempo se vayan

rompiendo por el viaje

y por sí mismos. 

 

Un agujero en el calcetín es ya un avance.

 

 


Autores
(Chihuahua, 1987). Premio Binacional de Poesía Pellicer – Frost 2017 por el conjunto de poemas titulado Un montón de piedras (Mantis, 2017). Nada notable (Cuadrivio, 2018) es su último libro.

Ilustrador
Axel Rangel
Axel Rangel García nació en la Ciudad de México y es Licenciado en Diseño y Comunicación Visual con especialidad en ilustración por la Facultad de Artes y Diseño de la UNAM. Seleccionado en el Catálogo de Ilustradores de la Secretaría de Cultura en 2018 y en el American Illustration en sus ediciones 39 y 40. Su trabajo ha sido publicado en el Washington Post, Politico Europa, WIRED Medio Oriente, Editorial Planeta y Tierra Adentro entre otros.
Secretaría de Cultura