Tierra Adentro

Andrés García Barrios

(Pensilvania, 1962). Mexicano que escribe poesía y divulga ciencia a través de teatro, novela juvenil, televisión, video, publicidad, exposiciones y revistas. Entre sus obras están Crónica del alba y tres novelas de la serie didáctica Triptofanito.

No sé si Picasso fue consciente de la coincidencia que describo aquí; cabe pensar que sí y guardó silencio.

El alemán Rainer María Rilke es considerado por muchos como el más grande poeta del siglo XX.

El filósofo alemán Ludwig Wittgenstein, nos previene: Toda una mitología está contenida en nuestro lenguaje.

Hace años un grupo de norteamericanos unidos en el Movimiento del Nuevo Ateísmo se lanzó en una guerra feroz contra toda religión.
0 1370

Al parecer, aquello de «negativo por negativo da positivo» o «menos por menos da más» también aplica para los errores humanos.

Hacia mediados del siglo XVI, cuando un matemático quería decir que un número era igual a otro, lo escribía con palabras, así: «es igual a».

Es común escuchar que las matemáticas son creación humana.

Es conocida la siguiente técnica para atrapar a cierto tipo de mono: el cazador cava en una piedra o en un árbol un hueco cuya abertura se ajuste al tamaño de la mano del animal y después coloca una golosina dentro.

Solemos entender la inmortalidad del alma como algo sobrehumano, sin embargo, es posible que debamos asociarla mejor con nuestra naturaleza animal: son los animales los que ignoran todo inicio y final.

Para ir leyendo...

LOS FARELLONDES DE LA COSTA CHILENA Tres imágenes de los acantilados de la costa Norte de Chile abren el volumen de 750  páginas que inicia con un diálogo fuera del tiempo entre una ausencia paterna  que nunca responde y que pareciera emanar desde un cielo anterior, aunque presente y una orfandad, la de aquel Little boy que es una de las tantas identidades desde las que hablará el autor del libro quien, como un testimonio de su paso por la Tierra, podría escribir, con letras de luz, en esos farellones contra los que golpea el mar y los cuerpos de los desaparecidos por la dictadura en Chile convertidos en limo y memoria, sus últimos 22 versos de amor, de locura, y de muerte: Cielo abajo Mañana me marcho papá (…).
Secretaría de Cultura