Tierra Adentro

Juan Carlos Hidalgo

Juan Carlos Hidalgo
De los años sesenta tomó la inconformidad recalcitrante; de los ochenta una pasión crónica por la música; de los noventa la pasión literaria. Durante la década de los dosmil buscó la manera de hacer eclosionar todas sus filias. Explorando la poesía ha publicado: Loop traicionero (2008), Suave como el peligro (2010) y Combustión espontánea (2011). Rutas para entrar y salir del Nirvana (2012) es su primera novela. Es colaborador de las revistas Marvin, La mosca, Variopinto e Indie-rocks y los diarios Milenio Hidalgo y Reforma, entre otras publicaciones.

El flamenco es una experiencia sublime y conmovedora; para vivirlo y sentirlo se requiere tener abiertos a pleno los sentidos y dejar que la sensibilidad nos arrobe.

En la historia del colectivo peruano Novalima se entrelazan varios aspectos musicales, desde el encuentro de varias generaciones que aprecian y entienden su tradición cultural hasta las posibilidades creativas y laborales que la tecnología ofrece para renovarla a través de formatos actuales.

No sólo ocurre en México, pues en el panorama internacional la cultura emergente se constituye de instantes.

Por fortuna existe un folk brumoso, oscuro e ideal para los momentos de trasnoche, ese folk raruno y fugitivo posibilita la huida de la cotidianidad.

A través de los años, el Sónar Festival ha conservado un prestigio inapelable por presentar música visionaria y no sólo electrónica avanzada como es promovido.

El sábado 4 de julio la selección chilena de futbol dio una demostración de temperamento y de creencia total en su propuesta alimentada del trabajo colectivo, la suma de esfuerzos y un espíritu guerrero indomable.

En todos los deportes-industria que forman parte del sistema comercial son evidentes los sistemas de cooptación del talento emergente; con muchos esfuerzos los equipos chicos consiguen hacerse de verdaderas joyas en cada deporte que, irremisiblemente, será comprado por las organizaciones dominantes, esas grandes entidades multimillonarias y que aglutinan el culto de las masas.

El universo sonoro de este catalán (que reside en Madrid) es excéntrico, por decir lo menos; el año pasado pudimos verlo en directo en club El imperial de la Ciudad de México durante una ardiente sesión auspiciada por la revista Marvin.

Como «especie científica» estamos haciendo el esfuerzo inmenso para desarrollar a los androides y tratar de que se humanicen hasta donde sea posible.

Para ir leyendo...

Cortesía Museo del Estanquillo. Colecciones Carlos Monsiváis.
0 122

En la Alameda Central todas las formas del olvido y del agua están presentes; desde sus malecones imprevistos puedo medir la soledad atlántica.
Secretaría de Cultura