Tierra Adentro

Juan Pablo Ramos

Vive y escribe en la Ciudad de México. Maestro en Letras Españolas por la Universidad Nacional Autónoma de México. Se ha hospedado en instituciones como el Centro de la Imagen, Sala de Arte Público Siqueiros y la Universidad de los Andes (Bogotá, Colombia). Autor del diario Emerson en Tijuana (ed. Máquina de aplausos, 2019). En el 2020 fue beneficiario del programa “Contigo en la distancia: Arte desde casa” en la categoría de medios mixtos. Sus proyectos curatoriales han sido exhibidos en diversas galerías, espacios independientes y ferias en la CDMX. Su primera novela será publicada próximamente por el Fondo Editorial Tierra Adentro.
0 92

Muchas personas en nuestro país saben qué es la jotería, pero pocas se atreven a definirla.
0 197

La historia de Desde gayola es de carcajadas y lentejuelas.
0 493

La presencia de Bárbara Sánchez-Kane (Mérida, 1987) irrumpe en el panorama del arte mexicano por su singular punto de partida: el diseño de modas.
0 709

La primera vez que leí un libro de Luis Zapata mi mundo se volteó de cabeza.
0 757

En cuanto enciende el motor, el camionero sabe que no hay marcha atrás.
0 726

No es la mejor imagen para evocar el 9/11, lo sé.
0 800

Alguna vez leí, no logro precisar dónde, que el mejor arte es aquel que consigue alterar nuestra manera de ver las cosas.
0 980

En la parte trasera de un camión de fletes aparece el Rey Neptuno lanzando un rayo que apunta directo sobre el trasero de Don Cangrejo (Mr.

Para ir leyendo...

Portada del nuevo disco WE de Arcade Fire
0 192

¿Es el último álbum de Arcade Fire el documento más completo y dinámico de nuestra época, como quiso verlo Amanda Petrusich, quien lo definió como un pandemic record agotado y triste pero exultante de esperanza? Publicado el pasado 6 de mayo, en una fecha que los amantes de la música recordarán por la avalancha de lanzamientos mientras esperábamos que un asteroide chocase contra la Tierra, WE (Columbia Records) está construido en la oscilación que va del burnout emocional a la euforia por estar vivos, lo cual deriva en sus dos partes bien delimitadas donde el camino se ilumina por un relámpago que convierte el cielo negro en añíl.
Secretaría de Cultura