Tierra Adentro

Portada : Karina Juárez (Morelia, Michoacán, 1987) de la serie 9 Kilómetros. Fotografía invertida, Autria, 2013.

Bitácora de mujeres extrañas presenta una serie de microhistorias en espacios urbanos, donde la voz poética comparte, en versos breves, una sensibilidad que surge de la contemplación y el diálogo con los objetos frente a la búsqueda de lo femenino, lo equitativo en la sociedad y la consigna de no olvidar la violencia de género. Estas anécdotas de personajes cuya extrañeza es verificable a partir de su desacuerdo con su espacio y su tiempo pueblan la voz poética de Esther M. García. En este libro habitan mujeres olvidadas que pertenecen a los sectores más marginados, al igual que contrasta con femmes fatales de la estética modernista y otras, terribles y anodinas, que están en busca de su identidad. Bitácora de mujeres extrañas mereció el Premio Nacional de Poesía Joven Francisco Cervantes Vidal 2014.

UN ADELANTO:

Mujer que ama a otra mujer

 

Dalia Hernández Bretth

(Monterrey, Nvo. León., 1970-San Pedro de las Colonias,

Coah., 2040)

Siempre tuvo la duda de qué era ese deseo al

sentir cerca el olor de otra mujer

Siempre se sintió culpable de accidentalmente

rosarle la mano                   los senos o las piernas

a alguna otra muchacha del salón en las prácticas de deporte

al pasar el resumen             al salir a comer

 

Siempre tuvo el temblor de un ciervo acariciándola por dentro

 

Tuvo varios novios

Todos tan parecidos el uno al otro

como muñequitos de papel marquilla cortados con la misma tijera

altos

rubios

ojos verdes

anteojos anchos

 

A la hora de hacer el amor con ellos algo no le respondía

su mirada se iba más allá

su mente se poblaba de chicas que la sacudían

como una ola sucia

en un mar oscuro de donde no podía escapar

 

Ahí estaba el monito idéntico al anterior

con su palito parado

con sus manos entregándole el amor y

ella fingía

pero a veces pasaba que de pronto se venía

(no porque él fuera un excelente amante

ni porque su verga fuera exageradamente grande)

Su orgasmo iba más allá

donde el campo de las muchachas flores

se abrían mágicamente para ella

y sus labios probaban y sus labios se humedecían

 

Manos    brazos     pies   lenguas

llegaban como marejadas de olas salvajes

de ese mar sucio            cochino

del que su mamá y su hermana siempre decían

“que eran de lo peor, Señor Jesús, pero cómo pueden

esas personas existir” y entonces ella

volvía a la realidad

 

Ella sigue cortando monitos con la misma tijera de su

pensamiento enjaulado

mientras una ebria bestia de cabellos

pechos y clítoris abiertos

sigue enseñando sus fauces babeantes

en la caverna húmeda de su ser


Autores
(Ciudad Juárez, Chihuahua, 1987) es licenciada en Letras Españolas. Ha publicado Sicarii (El Quirófano Ediciones, 2013), Las tijeras de Átropos (Editorial UA de C, 2011) y La Doncella Negra (La Regia Cartonera, 2010). En 2008 ganó el Premio Nacional de Cuento Criaturas de la Noche. Su obra se ha traducido al inglés y al francés.
Secretaría de Cultura