Tierra Adentro
rta63_big

Revista Tierra Adentro núm. 63

La narrativa actual
Enero-febrero de 1993
64 pp.

 
Del fragmento de novela al cuento breve, del relato a la minificción, del cuento al poema en prosa, los textos aquí reunidos tienen, en toda su diversidad, un solo denominador común: la narratividad, “esa energía –escribe David Huerta- que sustenta cualquier intento de contar una historia o siquiera de aludir a una historia”. Una energía que, antigua como el hombre, alienta a todo género de formas y hace plasmar las más distintas realidades. De sus diversas manifestaciones posibles dejamos hoy constancia, al convocar a un amplio número de narradores en esta entrega de Tierra Adentro.

Con un anticipo de su próximo libro, Álvaro Mutis nos conduce a ramificaciones nuevas y antiguas del mundo de Maqroll. A él se suma, en el afán narrativo, un mosaico de nombres heterogéneos: Carmen Boullosa, Manuel Capetillo, Saúl Juárez, Hernán Lara Zavala, Agustín Ramos y Esther Seligson. Por su lado, el cuentista, novelista y ensayista Sergio Pitol, entrevistado por el joven narrador veracruzano Rafael Antúnez, nos revela las raíces de su universo narrativo.

A estas voces se suman, en algunos casos ya destacadamente, las de jóvenes narradores de todo el país: Rubén Alvarado, Alfredo García, Gerardo Gutiérrez Cham, Francisco Guzmán Marín, Luis Horacio Heredia, Ignacio Padilla, Pedro Ángel Palou, Gerardo Ramírez Monroy, Luis Martín Ulloa y Gabriel Wolfson Reyes. La poesía joven sigue presente, asimismo, a través del trabajo de Tonatiuh Catalá, Rubén Chávez Ruiz Esparza, Alberto Domínguez, Sandra Galina Fabela y Adriana Martínez Sánchez.

En esta ocasión, nuestras páginas dedicadas a la plástica abarcan dos vertientes: los trabajos del joven fotógrafo bajacaliforniano Javier Manrique y la pintura, de fuente expresión y profundo sentido, evocados aquí por el poeta Alberto Blanco, del pintor oaxaqueño Juan Sánchez-Juárez. Ambas obras, impregnadas de “narratividad”, demuestran que se trata de un principio que no es exclusivo de la literatura sino que, como quiere Huerta, “permea todo el arte”.

Secretaría de Cultura