Tierra Adentro
rta72_big

Revista Tierra Adentro núm. 72

El viaje
Julio-agosto de 1994
64 pp.

 
México es y ha sido un lugar de confluencias, cruce de caminos que acaba por volverse centro u núcleo del cual se irradian una enorme diversidad de senderos no siempre hollados. Ha sido un punto fascinante de orientación y de interés de viajeros y creadores, que han recorrido con asombro su territorio. Desde el flamante Premio Nobel Derek Walcott, nómada moderno que lleva sus raíces caribeñas por donde va, hasta el misterioso poeta norteamericano Hart Crane.

Nuestro país también ha sido patria adoptiva para muchos escritores de otros países de habla hispana. Tres de ellos colaboran con textos en este número con vocación itinerante —el chileno Hernán Lavín Cerda, maestro ya de varias generaciones y a quienes en este mismo número Raúl Antonio Cota dedica un poema; el uruguayo Saúl Ibargoyen, activo editor y amigo cercano de esta revista; y Jorge Bustamante García, colombiano avecinado en Michoacán, como parte de ese numeroso y brillante contingente de grafómanos de la tierra de Bolívar que se han arraigado aquí—. En ese mismo sentido Jesús R. Cedillo, Fernando del Moral y Andrés Montes de Oca se ocupan de artistas que por una u otra razón han pasado por México.

Se publican también ensayos sobre artes plásticas —de Gilberto Prado Galán sobre Rufino Tamayo, ganador del Premio Nacional de Críticas de Arte en 1988, hasta ahora inédito, y de Francisco Segovia, sobre la joven pintora tabasqueña María Tello—, acompañados de relatos de Daniel González Dueñas, Marlene Acevedo, Jesús Ramírez Bermúdez y Raúl Dorantes.

Trece jóvenes poetas de diversos lugares de la república configuran un “paisaje interior” al que acompañan diversas muestras de plástica, entre las que destaca la de la ya mencionada María Tello y el pintor michoacano Dionisio Pascoe, así como las secciones habituales número a número.

Secretaría de Cultura