Tierra Adentro
rta78_big

Revista Tierra Adentro núm. 78

Las regiones de México: El sureste
Febrero-marzo de 1996
80 pp.

 
Con este número, primero de 1996, Tierra Adentro inicia una nueva época. Adapta su formato, eleva el número de sus páginas y redobla esfuerzos para cumplir su misión de llevar al lector la nueva creación de los diferentes estados y regiones de México, acogiendo a la diversidad de voces y expresiones de nuestra vida cultural que ha sido su razón de ser a lo largo del tiempo.

Abierta a la creación y las ideas en torno a la literatura, el teatro, el cine, la música, la danza, la escultura, la plástica, la gráfica, la arquitectura y la fotografía, así como las tradiciones, la expresión popular, la reflexión histórica y social y el pensamiento —en suma, la cultura, en su sentido más abarcador—, Tierra Adentro, en su nueva época, aspira a convertirse en un registro no tanto exhaustivo cuanto revelador de la vida y de los movimientos culturales y artísticos que, arraigados en las sólidas y diversas historias y tradiciones locales y regionales, germinan y se desarrollan en el país.

En tal dirección, confirma el énfasis en el trabajo creativo de las nuevas generaciones, en el que alientan ya los estilos y lenguajes que habrán de dar un rostro distinto a la cultura mexicana del próximo siglo.

Nuestra revista fortalece, por ello, sus vínculos con los artistas jóvenes y se reafirma como un foro donde su labor tiene un espacio natural de difusión y donde, también, encuentra puentes hacia la obra, ya consolidada, de creadores de las generaciones anteriores. Busca así contribuir a un diálogo cultural nacional no sólo entre comunidades y regiones sino también entre las generaciones.

Para lograrlo, estrecha también su colaboración con los espacios, instituciones y centros culturales de los estados cuya labor cotidiana es aliento esencial a su desarrollo cultural.

Consecuente con tales ideas, Tierra Adentro se ha propuesto iniciar una nueva etapa presentando a sus lectores, a lo largo de este 1996 y principios 1997, un particular mosaico de la joven creación cultural del país, con siete números dedicados a otras tantas de sus grandes regiones: Sureste (Yucatán, Campeche, Quintana Roo, Chiapas y Tabasco); Centro-Occidente (Zacatecas, Aguascalientes, Guanajuato, San Luis Potosí y Querétaro), Occidente (Nayarit, Jalisco, Colima y Michoacán); Norte (Chihuahua, Durango, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas); Sur (Morelos, Guerrero y Oaxaca); Centro y Centro-Oriente (Estado de México, Hidalgo, Puebla, Tlaxcala y Veracruz) y Noroeste (Baja California, Baja California Sur, Sonora y Sinaloa), respectivamente.

Iniciamos pues este largo recorrido en el sureste, región de milenarias raíces culturales y origen de una gran tradición viva en cuya continuidad participan hoy escritores, intelectuales y artistas de todas las generaciones.

Secretaría de Cultura