Tierra Adentro
rta79_big

Revista Tierra Adentro núm. 79

Las Regiones de México: El Centro-Occidente
Abril-mayo de 1996
80 pp.

 
Hace justamente 75 años, el 24 de abril de 1921, Ramón López Velarde firmó un poema, “La suave patria”, al que, para definir épicamente la entraña del país, colmó de imágenes de su capital y su provincia, Estableciendo en la capital desde 1914, las de la provincia se las habían deparado su Zacatecas natal y ciertos ámbitos afines y familiares de Aguascalientes y San Luis Potosí. Son las mismas imágenes que pueblan el resto de sus poemas, una obra que repetidamente es señalada como el inicio de la poesía moderna en México. Con las imágenes de una región, la que vivió y conoció, supo enunciar verazmente la esencia de toda una nación.

Tierra Adentro evoca con su nombre una de ellas, la de un entrañable e innominado San Luis Potosí que habitó la fugaz María del poeta y que tal vez quiso ser y es, en su anonimato, todo el país. Por eso, en más de un sentido, por su inspiración y por su historia, esta publicación reconoce en las regiones de López Velarde las de sus propios orígenes.

Así, al recordar a “La suave patria” a 75 años de su escritura, al recordar a Ramón López Velarde a 75 años de su muerte, Tierra Adentro se complace de manera especial en dirigir la mirada a esos orígenes y a su espejo diario: el de su actualidad en la vida de las tradiciones y en la tradición de la cultura. Presentamos en este número una visión diversa de la expresión actual de esta tradición en Aguascalientes, Guanajuato, Querétaro, San Luis Potosí y Zacatecas.

Es la ciudad de Zacatecas, que cantó López Velarde y que también cumple un significativo aniversario, el 450 de su fundación, la que nos brinda la ocasión de revisar esa síntesis de tradición y actualidad. Esta capital no es sólo una de las ciudades más antiguas y bellas del país —en 1993 la UNESCO la declaró Patrimonio Cultural de la Humanidad— sino también un ejemplo de continuidad cultural.

Al acercamiento a la arquitectura, la historia, la literatura y el patrimonio cultural de Zacatecas, añadimos una rica muestra de la creación literaria y plástica de los cinco estados de nuestro Centro-Occidente. Asimismo, recordamos de modo particular a un guanajuatense ilustre: Efraín Huerta, nacido en Silao, cuya poesía constituye uno de los grandes momentos de las letras mexicanas contemporáneas.

Tierra Adentro testimonia públicamente el valioso apoyo que le brindaron, para hacer posible este número, el Instituto Cultural de Aguascalientes, el Instituto de Cultura del Estado de Guanajuato, el Instituto de Cultura de San Luis Potosí, el Consejo Estatal para la Cultura y las Artes de Querétaro, a través del Centro Queretano de Escritores y, especialmente, el Instituto Zacatecano de Cultura y el Arquitecto Federico Sescosse.

Secretaría de Cultura