Tierra Adentro

Fotoinfracción

Ante las nuevas formas de exploración y producción fotográfica contemporánea aparece la fotoinfracción, un dispositivo colocado en la calle cuya función es controlar y corregir los límites de velocidad de los automovilistas. Es uno de los usos correctivos que se le ha dado a la fotografía. Esta columna no pretende ser un dispositivo de control y penalización directa contra fotógrafos o lectores, sino un espacio que permita revisar el medio en el pasado y en el presente, identificar la producción artístico- fotográfica en distintas regiones y estar pendiente de lo que sucede en torno a la fotografía. La intención es que Fotoinfracción actúe como puente entre productores y lectores, como un instrumento que detecte y capture autores y espacios que excedan los «límites» para hacer llegar su trabajo a los lectores a través de su pantalla.

La cámara de fotoinfracción actúa sin operador y dispara el obturador para realizar la imagen a través de la señal que recibe de un cinemómetro.

En el marco del Festival Foto México, se inauguró Pretextos para recordar, exposición fotográfica llevada a cabo en La Presidencia, un espacio independiente destinado a las prácticas artísticas en el centro de la ciudad de Cuernavaca.

Con la vorágine de imágenes que nos colman en el día a día, la cantidad de artículos, textos y libros en torno a la imagen fotográfica y su estudio desde la historia, la sociología, la semiología y el arte, podríamos pensar que el tema ya ha sido abordado por completo, y que la reflexión en torno a la fotografía puede ser un tanto estéril.

El 19 de septiembre de 1985 un terremoto sacudiría la Ciudad de México y tendría como resultado un gran número de muertos y de heridos.

Hace unos meses, alguien me afirmaba que no se podía hacer historia con la fotografía porque no era una fuente de información «real» y por lo tanto, objetiva.

En el prólogo del libro Conversaciones con fotógrafos mexicanos, Laura González Flores retoma el dialogo que Claudi Carreras y Pedro Meyer (ambos de origen español) tuvieron para tratar de definir qué es la «fotografía mexicana».

En México existe una gran veta de documentos fotográficos que se encuentran resguardados en las fototecas de nuestro país o en manos de privados, y que continúan sin ser explorados a profundidad.

La fotografía, al igual que las otras fuentes para la historia, puede ser estudiada desde distintos enfoques metodológicos, los que se planteen en función de la pregunta con la que el investigador se aproxima a la fuente.

Iba yo por delante de la comitiva entre dos paredes de follaje, cuando repentinamente pasó junto a mí un objeto rápido como el pensamiento… No me había engañado… me encontraba en presencia del primer colibrí que había visto en mi vida… Pude hacer a mis compañeros una señal para que se detuviesen gozábamos de aquel espectáculo deseado por largo tiempo y de que tantas veces habíamos oído hablar: tratábamos de fijarlo en nuestra memoria.
Secretaría de Cultura