Tierra Adentro

Cuento

0 79

  Quiero morir cuando decline el día, en alta mar y con la cara al cielo; donde parezca sueño la agonía, y el alma, un ave que remonta el vuelo.
0 195

  Suelta el grito al encontrarla de frente, la mirada horrorosa como una llama recién salida de una cavidad de calores tremebundos.
0 454

I La noche era fría y húmeda, pero en la pequeña sala de estar de Laburnam Villa los postigos estaban cerrados y el fuego ardía con fuerza.
0 206

    Nyarlathotep… el caos reptante… Yo soy el último… Le contaré al vacío que escucha… No recuerdo de forma precisa cuándo comenzó, pero fue hace meses.
0 298

Cierta vez mi abuela me habló por teléfono, el tiempo pareció no ser suficiente para ponernos al día con nuestras vidas y a mitad de nuestra charla comentó: —Vaya, ya empezaron a martillar otra vez.
0 259

Todo el día, sentados en el patio en un banco, estaban los cuatro hijos idiotas del matrimonio Mazzini-Ferraz.
0 262

Pretendo que los rayos no me asustan.
0 335

Lo primero que llamó la atención de Felipe cuando llegaron al claro del bosque fueron las manchas negras sobre la banca de piedra: alargadas, amplias, como pequeños riachuelos de suciedad.
0 184

  Recuerdo cómo nos reíamos de miedo cuando no podíamos dormir.
Secretaría de Cultura