Tierra Adentro

Poesía

0 164

Ojalá un día la noche me sorprenda en el tinaco del Hotel Cecile: el tambo gigante, las aguas negras que cubren el cuerpo de Elisa Lam, flotando luego de muchos días, cuando la sangre y los fluidos y el vapor de la putrefacción se colaron hasta las regaderas de los huéspedes.
0 254

  BELLE DAME SANS NOM     Escasos autores han provocado tantos atropellos en nombre de la razón poética como Emily Dickinson (1830-1886).
0 244

Maquetación de Luis Ham.
0 664

Esperas quince minutos antes de recoger el cambio y salir de la cafetería.
0 329

    La madurez te vuelve siempre un poco más místico mientras tu pupila (la lente que persiste) se achica y detiene los acercamientos como en pausa comercial así es la conciencia se ensancha en la frente empieza a palpitar un tercer ojo expandible hilado por las cuentas de vidrio que arroja la fe el destino la reverencial mutable olorosa a incienso acumulación capitalista frente a ti en el Mercado.
0 390

Querido Santa,    Cada día tu navidad me derrota, cada minuto que paso en centros comerciales, con villancicos hasta la corona como la corona que mi familia colgará en el umbral.
0 333

      A media noche, aterrado, débil y ponderando extraños tomos de vetusto folclor olvidado—  se mecía mi cabeza, casi en siesta, cuando una aldabada sonó, como de alguien llamando a la puerta de mi habitación.
0 655

1.
0 384

Ni tú ni yo ganaremos un nobel.

Para ir leyendo...

0 133

Este año, la Redacción de Tierra Adentro está ansiosa por comer bacalao, pavo y ensalada de manzana rodeada de sus seres queridos.
Secretaría de Cultura