Tierra Adentro

Poesía

0 57

Esta es la tercera entrega de una serie de publicaciones semanales donde, durante septiembre, estaremos presentando la obra poética, traducida del sueco por Petronella Zetterlund, de cinco autoras jóvenes.
0 170

El pasado lunes publicamos la primera entrega de Poesía sueca joven, con los intricados textos de Burcu Sahin e ilustraciones de Etel Castrejon, así como la introducción de Petronella Zetterlund.
0 272

En Tierra Adentro, los lunes de septiembre se dedicarán a indagar en las poéticas suecas a través de cinco mujeres, traducidas todas por Petronella Zetterlund.
0 204

Uno necesita el metro como medida de las cosas si no uno se pierde entre los tamaños: todo es demasiado grande o demasiado pequeño y uno se confunde entre las dimensiones de los espacios.
0 272

Los siguientes tres poemas forman parte de un proyecto titulado "La sangre también es relativa".
0 360

Esperaba a mi padre en la calle Zaragoza, lo reconocí entre la gente porque parecía un grumo difícil de disolver.
0 323

  parece imposible de creer que se hayan reunido medio millón de personas en un festival en el bosque para escuchar música y drogarse y bailar y coger y nadie haya tomado una selfie: quizá fueron más de cinco millones de platos desechables con sus respectivos lunch o diez millones de cubiertos los que pasaron desapercibidos ante una cámara fotográfica: por las mañanas algunos hicieron yoga y meditaron pero nadie registró una visita en woodstock nadie posteó la historia de cuando roló un joint: solo se hizo un documental (y ganó el oscar) donde se observa la gente feliz y el disco fue el mejor soundtrack: el festival tuvo resonancia en todo el planeta y por mucho tiempo pero aún así los jóvenes fueron y han sido pisoteados ninguneados y los siguen formando para marchar e ir a la guerra como si el festival nunca hubiese existido: quizá el fracaso de los jóvenes de hace 50 años fue la frivolidad de la era de acuario que consistía en estar hasta el culo de las guerras y la represión y la moral decididos a terminar la invasión gringa en vietnam se plantearon la idea de unirse en torno a la música para no acudir al servicio militar y no casarse y practicar el amor libre y no hacer la dieta tradicional de masacrar animales y protestar y exigir sus derechos civiles inventaron el término unisex buscando la igualdad racial y la equidad sexual sus modas eras indescifrables para distinguir la sexualidad de los individuos incitaban a promover la liberación femenina y motivar el uso regular de drogas psicoactivas para mirar el mundo podrido de otra manera para desmoronar el sistema capitalista asfixiante: sus ideales eran el pacifismo y la vida en comunas y el ecologismo y el amor por la música y las artes: los insultaban llamándolos hippies quizá sabiendo que las mentes brillantes del futuro se iban a consumir en videojuegos o el tinder o en la vida ridícula de las redes sociales o en una profesión al servicio del crimen también existían millones de posers que un día se cortaron el pelo y se pusieron desodorante y dejaron su solicitud de empleo en un banco o en tienda de armas o en el ejército: fracasaron porque eran una multitud desorientada salvajemente rebelde que iba a cagar detrás de la milpa y a ducharse en el lago cimbrando el filo de la cómoda guillotina supremacista política religiosa de la educación criminal de occidente luchando y perdiendo inmediatamente contra un gobierno racista xenófobo misógino homofóbico y.
0 289

  Mujer mirando un esqueleto de ballena Usualmente con ojos melancólicos observa las costillas circulares hasta llegar a la cola apelmazada como un abanico.
Secretaría de Cultura