Tierra Adentro

Poesía

0 287

I Crecí en los noventa navego entre pantanos edificios sedientos, poemas absurdos recitados en el subconsciente de los baños de las escuelas públicas, sed cotidiana en mis labios hay una ciudad silenciosa digitalizando su desnudez sigo sin encontrar mi voz en las palabras.
0 150

Alguna vez le dije a mi madre que fuéramos a caminar a Chapultepec.
0 179

Las boas escuchan atentamente las clases de psicología si deben hacerlo.
0 272

Te encuentro a la orilla de la cama con la boca fría, la mirada expuesta: una afirmación del miedo.
0 238

Estoy más en esta vida que en ninguna otra, y no puedo responsabilizar a mi madre por mi nacimiento, no así soy responsable de su muerte, de la mía.
0 345

ESTUDIO DEL ECO I.
0 393

La contingencia ambiental de hace unas semanas fungió como un sombrío recordatorio de las condiciones ecológicas que atraviesa el Valle de México.
0 454

Cattelan   El juego de mesa cambiaría para siempre: seis jugadores por lado, dos prodigios, cuatro tiempos de quince minutos, una copa mundial y otra de naciones.
0 272

Larga oda a la salvación de Osvaldo esto es el no la cabina cerrada azote diablo arrecia rancio silencio viaducta baba caduco el soplo ahora deviene el ánima tácito todo mondo entre los dientes aquí la vida llena la vida simple la única rancio silencio viaducta baba aquí selvas sintáctico- semánticas no invierno зимы нет cuándo verás al joven svevo todo filigrana y una carretilla llena de / papiros muy ocupado pendiente arriba entre la mordedura de un callejón de / trieste es algo imposible me dices pero yo imagino un cuévano vuelto circuitos de un robot una ciudad robot en piedra el esqueleto del poema en carne magnífica de imagen narraciones amorosas destinados nacimientos neobarrocos как необарокко обреченное двойственности el espíritu en ambiguo declive del destino puerto maremoto terreno minas accidentes tórrido la supuesta panorámica del miedo otra vez destino neoborroso en lodo sprechen ist silbern yo también escribí una novela y ahora me masturbo pensando que el trópico estalla schweigen ist golder falanges de mudos ángeles de lluvia el gran planeta la cisterna frescor de pozo seco bichos tábanos pájaros cortinas id éntico valor plástico anécdota de invisible hilo el lirismo sich ausküssen tolhausen quiero comprar una bicicleta y luego ir adonde estás trabajar abducidos al desorden no es algo espantoso mientras besarse mutuamente hasta quedar completamente satisfechos transitivos muchacho crazy american él decía que era un payaso y repartía periódicos por la mañana ellos despellejaban cadáveres para la facultad de medicina no olvides una identificación no olvides la fosa común no la sal acomedido panacea del páncreas oblata en pendientes cimarronas culpa envinada de carótida en la irriga trampa continuar la especie examinado en una pileta de cloro queloides рубцы quemaduras ожоги tacto amenazado угроза осязанью lepra eléctrica электро проказа voz de cántico ye intla auel nech ijtoa poluto quemaduras ожоги quemaduras ожоги en cínica cinta gástrica el cuerpo verde зеленое тело amoratado in mikatzin poliktok ikin tonally yo escribí historietas tipo el libro vaquero western andrógino esperántico furtivo en confianza maritales con mental estreñimiento hacia los coitos erótico-teatrales duraciones de la lingua esquizofrénica blabeas chasquidos balbuceos de dios entre los hombres in teteo tlachimej in tlajkuilojmej tlakopina kenin kanaj ni kenik panox tlein achiyok solo duré un día celoso de los vagabundos.

Para ir leyendo...

Retrato de Terry Gilliam. Flickr.
0 68

  Nacido el 22 de noviembre de 1940 en Minneapolis, Minnesota, Terence Vance Gilliam pasó su infancia en una comunidad rural cuyos alrededores naturales funcionaron para que desarrollara su imaginación desde temprana edad.
Secretaría de Cultura