Tierra Adentro

Teatro

0 414

“So how do we ever face a thousand violins and how do we ever even start to begin?” The Tiger Lillies PERSONAJES (Por orden de aparición) VIOLENCIA LÓPEZ VIOLENCIA DE LA ALACENA VIOLENCIA DE LA BASURA PADRE MADRE RODY VIOLENCIA DE LA CAMA VIOLENCIA DEL TOILETTE VIOLENCIA DEL ARMARIO MARCEL   En la escena hay: Una cocina integral en tonos rosa pastel y azul celeste.
0 304

POSADA ÁCIDA Es cierto que después de cuatro horas de camino, María no lograba encender el bluetooth de la bocina y sus ojos ardían un poco más que la misma garganta del desierto… también es cierto que para el burro fue una excelente idea salir con los pantalones hasta el copete de yerba, y sí, José tenía cierta habilidad de enjugarse el sudor sin picarse los ojos.
0 321

PASTORELA ÁCIDA I Pastores: Isacio, Josefo y Jacobo Según los pastores recuerdan, Mictlán apareció en el jardín una tarde de diciembre y le dijo a Isacio que debían salir de casa.
0 385

EPIFANÍA ÁCIDA I Creo que fue idea de Gaspar, Melchor y yo le dijimos al principio que nel, ¿O yo era Melchor? quizá incluso fuera Gaspar y fui yo el que puso el Meth Z en el porro que nos fumamos después de comer LSD; entonces comenzó la historia.
0 864

    Y Jehová dijo a Satanás: “¿No has considerado a mi siervo Job, que no hay otro como él en la tierra, varón perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal, y que todavía retiene su integridad, aun cuando tú me incitaste contra él para que lo arruinara sin causa? Respondiendo Satanás, dijo a Jehová: “Piel por piel, todo lo que el hombre tiene dará por su vida.
0 1588

Elefante de Valeria E.
0 1237

1   Germán: Se llamaba Ismael.
0 1206

"Valentino Clemens y los chicos perdidos de Wonder-Nada" de Isabel Quiroz es la obra ganadora del Premio Nacional de Dramaturgia Joven Gerardo Mancebo del Castillo 2018.
0 1652

PerfÓpera Rota, pieza escénica interdisciplinaria con una estructura surrealista, mezcla elementos del performance, distintos géneros musicales y teatralidades.

Para ir leyendo...

0 118

Al llegar a su casa, Beto se recostó en el piso de la sala y estuvo ahí un rato, respirando polvo y abandono.
Secretaría de Cultura