Tierra Adentro

Detalle de portada.

Titulo: El hambre heroica

Autor: Gabriel Rodríguez Liceaga (selección)

Editorial: Editorial Paraíso Perdido

Lugar y Año: México, 2018

El hambre heroica (Editorial Paraíso Perdido, 2018) es una antología de cuento mexicano cuya selección estuvo a cargo de Gabriel Rodríguez Liceaga.

Paulette Jonguitud, Jorge Comensal, Jaime Muñoz de Baena, Alfonso López Corral, Ave Barrera, Joel Flores, Alejandro Badillo, Herson Barona, Leonardo Teja, Úrsula Fuentesberain, Eduardo Sabugal, Zoe Castell, Aniela Rodríguez, Liliana Blum, Julián Herbert y Roberto Wong son los dieciséis autores que la integran. Cabe destacar que entre ellos hay tres ganadores del Premio Nacional de Cuento Joven Comala y dos del Certamen Internacional de Literatura Sor Juana Inés de la Cruz. Además, en esta antología dedicada al gran Edmundo Valadés, cada autor cuenta con una original ilustración hecha por Mike Maese.

Un cuento atrapa el segundo, un hecho esencial. En la introducción, Liceaga explica que “El cuento es un género que devela al autor; expone y exhibe su forma de traducir al mundo en palabras. En palabras que, bellamente conectadas, arman una historia. Cuentan algo. Hablo del acto de escribir en su forma más pura y básica. […] Un cuento es un gesto. Un gesto que puede ser a la par de terror y de asombro. De dolor y de clemencia. Un gesto que nos enloquece de ternura”. Liceaga reúne aquí varios gestos honestos y expresivos, en ocasiones incluso peligrosos, que nos transmiten, contagian sus emociones. También aclara que lo que caracteriza a estas obras es que sus autores están vivos. El criterio encerrado en estas páginas es, entonces, el gusto de un autor prolífico reconocido con varios premios nacionales, entre ellos el Sor Juana Inés de la Cruz en novela este año.

“El hambre y la tristeza”, de Jorge Comensal, denuncia la arbitrariedad e ineptitud con la que se conducen las autoridades en nuestro país haciendo referencia al caso Paulette. Nos muestra, por medio de la comicidad, el trayecto del trágico desenlace de una muerte accidental derivada de la lectura.

“Y, sin embargo, es un pañuelo”, de Jaime Muñoz de Baena (publicado en el libro homónimo en 2014), está ambientado en tiempos de la Inquisición española. El protagonista, un sucesor de Cristóbal Colón, es acusado de herejía, torturado y apresado por tratar de mostrar un hecho factible dentro de la propia lógica del relato.

“Héroes como nosotros”, de Alfonso López Corral (publicado en Musiquito del talón en 2013), se sitúa en ciudades fronterizas del norte. En la historia, un prodigio y una revelación alteran radicalmente el destino de dos desconocidos.

Ave Barrera, siguiendo el rumbo de lo fantástico en “Orquídea”, narra una metamorfosis bella y emotiva dentro de una sociedad donde las personas deben modificar su cuerpo en un punto específico de su existencia.

Zoe Castell prioriza la acción en “Rapiña”, cuyo protagonista, pasivo pero con una resolución interna que lo vuelve interesante, conduce un tráiler de alto tonelaje. Éste es un cuento bien proporcionado entre hechos e introspección y de imágenes tangibles, cercanas.

Aniela Rodríguez narra de forma cruda y precisa el testimonio de un sicario en “Los dioses momentáneos” (publicado en El problema de los tres cuerpos en 2016), donde el registro lingüístico y los detalles le otorgan veracidad a la ficción.

Acciones con gran potencia dramática destacan en “Cuando Dios tocó a mi puerta”, de Liliana Blum (publicado en Vidas de catálogo en 2007), donde la culpa de la protagonista por un hecho velado al principio genera un gran conflicto emocional.

Julián Herbert expone a un personaje oscuro cuya construcción concluye hasta el punto final de “Soñar el sol” (publicado en la antología Norte en 2015), una historia contundente inmersa en suspenso y erotismo.

Roberto Wong presenta el encuentro de dos personajes que contrastan en “El ruido del vidrio roto”, donde el coito con cierta mujer muestra sucesos pasados o futuros que ayudarán a esclarecer un hecho fundamental.

Entre relatos inéditos y otros ya publicados, estas páginas reúnen voces sólidas, un iceberg errante que nos muestra diversas cosmovisiones representadas en ritmos, estilos y temáticas de aliento sostenido por medio de motivos y conflictos muy diferentes en los que el devenir de los protagonistas compromete al lector y despierta su interés.

La probabilidad de que El hambre heroica se convierta en una publicación anual abre la posibilidad de que esta antología sea el trazo inicial de un mapa amplio y diverso sobre la literatura mexicana actual.

Secretaría de Cultura