Tierra Adentro

“Love is love and fear is fear everything else is every thing else“, VestAndPage, fotografía de Amaranta Caballero Prado.

La visita fue durante el mes de junio de 2012. Observé muy de cerca la palabra miedo. Escribo observar porque de todos los sentidos, el de la vista, es quizá para mí el más inmediato, aunque debo aclarar que todos –incluido el sexto– fueron sensores altamente participativos durante este viaje.

Observar la palabra miedo desde la perspectiva del arte, en esta ocasión me llevó a entrar en sus andamios, olfatear residuos, verificar estructuras naturales entre la fragilidad y lo impensable. Detenerme por unos días frente a las diversas propuestas y representaciones de los artistas y escritores invitados; además de una experiencia única me permitió concentrarme en reflexionar y visualizar los distintos lugares internos en que el miedo se acumula, esconde, arrincona, gesta, adapta, crea, asimila, desecha, asume o se traga.

Luego de año y medio de dicha experiencia performática, el pasado martes 10 de diciembre, se presentaron el libro Proyecto Líquido Miedo (TURNER, 2013), y el documental realizados en la Ciudad de México. Uno de los objetivos fue replantear el sentido del concepto para reconfigurarlo, a partir de las propuestas de once artistas y nueve escritores invitados por la Fundación Alumnos47.

Bajo la curaduría de Jessica Berlanga Taylor, este proyecto “investigó, a través de diversos formatos curatoriales y experiencias estéticas, la producción y el intercambio de afectos como ejes de existencia que provocan operaciones tanto imaginarias como materiales. Dichas operaciones señalan campos de acciones y son éstas, y sus consecuencias estéticas, poéticas y políticas, las que interesan a Proyecto Líquido.”

Los artistas participantes fueron: Galia Eibenschutz, Meiro Koizumi, Kenneth Anger, Marcela Armas y Gilberto Esparza, VestAndPage, Pedro Reyes, Yoshua Okón, Carlos Amorales y Enrique Jezik; A partir de ellos, los performances se sucedieron secuencialmente en la misma casa, con espacios de tres a cuatro días aproximadamente entre una y otra propuesta. A la vez, nueve escritores, entre narradores y poetas: Julián Herbert, Maricela Guerrero, Alberto Chimal, Luis Felipe Fabre, Gabriela Jáuregui, Rocío Cerón, Cristina Rivera Garza, Daniela Tarazona y la que esto escribe, fuimos convocados también para observar y escribir. Decir a partir de la experiencia estética y de la particularidad directa y sensible que permitió cada acto performativo.

Si bien no se trató de una experiencia interdisciplinaria, dado que cada escritor recreó su propia idea de las piezas observadas-vividas, la dinámica permitió la creación de universos-espejo, de preguntas-respuestas, de acciones-efectos que paliativamente anudaron-desanudaron el concepto “Miedo” desde aristas críticas y reflexiones diversas: El miedo individual, el miedo colectivo, el miedo intrafamiliar, el miedo en lo social, el miedo y la violencia, el miedo y su ficción, el miedo y sus clichés, el miedo y su falta de miedo ante lo ausente y, ante lo que abunda hoy por hoy: miedo.

“DESMONTE” fue la pieza con que Enrique Jezik cerró el programa y al mismo tiempo cerró visible y materialmente la historia simbólica secuencial del espacio: a través de tecnología (máquinas), enfrentó la idea del cuerpo y la memoria para literalmente demoler la casa.

El documental de 90 minutos permite revivir puntualmente varias de las experiencias durante aquel mes de junio. El libro además, permite acercarse a los diversos y múltiples universos que a partir de la palabra, son partícipes directos que extrapolan y sugieren diversas narrativas y poéticas donde el miedo, al fin, entre escombros se esconde, o entre árboles, ejecuta piezas musicales en pianolas.

Sin duda, este proyecto logró conjuntar de manera simbólica pero latente, un intento por detonar respuestas múltiples a la palabra clave hoy día: Miedo.

De Maricela Guerrero, uno de sus textos bajo el título “El tema de la Escrofularia”, que surgió a partir del Proyecto Líquido:

Love is love and fear is fear everything else is every thing else

Te amo. Te duele y me duele pero te amo. Dime si me quieres como yo te adoro. Con amor nos atamos al mundo bailamos sobre el hielo caminamos y dormimos sobre vidrios rotos. Si de mí te acuerdas como yo de ti. Tenemos herramientas: clavos, tijeras, martillos, pinzas, remaches, tenemos el horror de las herramientas para construir y para destruir. Tenemos te amos para repartir a todo el mundo que mire nuestro espectáculo. Tenemos un te amo que se clava en las comisuras de los labios y te hace sonreír de vez en cuando. Tenemos el te amo más allá del horror, te amo en el horror que construimos juntos con herramientas para el amor: cadenas, pijas, cuchillos, afiladeros, lijas, devastadoras: máquinas de afeitar, tenemos molcajetes y palas de madera, estiletes y fragancias. Tenemos herramientas para componer un amor a la medida de nuestro deseo. Marcas para que nunca me olvides, cicatrices para que me tengas en tu pensamiento, ¿te duele? Es una forma de amar, amar y doler, amor y dolor, quien te quiere te hará llorar, el amor se nos hace bolas, yo te amo: eso dije que te amo, que con mi sangre escribo y puedo escribir los versos más aguzados este día: Muñequita linda de cabellos de oro y ni para mí ni para el diablo. De dientes de perla… te amo te amo y la verdad es que quiero que estemos juntos eslabón por eslabón ¿sabes? Unidos como cadenas, el amor es una canción, sofisticamos el lenguaje, la lengua se aguza es una herramienta más para que no me olvides: la verdad es que yo nunca he creído en ti, la verdad es que yo no quería que estuvieras aquí, la verdad es que todo es una convención donde te amo con las herramientas que tengo a mi alcance: un martillo, un cincel, un escalpelo, para que me lleves en la piel: como fuerzas atroces que se unen. Bailemos un baile que dure para siempre, donde seamos tú y yo y nuestro amor y nuestras herramientas, te amo, te amo, te bombardeo con te amos: te golpeo con te amos, te giro con te amos, te atornillo, te desatornillo, te atoro, te engullo, te absorbo con te amos. El amor yo lo llevaba en las orejas en los oídos en los ojos en las manos. Yo no puedo vivir ni contigo ni sin ti, muñequita linda, dime si me quieres como yo te adoro. Sí, te quiero mucho, mucho, mucho, mucho, tanto como entonces, siempre: hasta morir.

*

Página del Proyecto Líquido: http://proyectoliquido2012.wordpress.com/

Nota: “La Fundación Alumnos47 es una organización civil sin ánimo de lucro que congrega y atiende comunidades de aprendizaje, debate y reflexión en torno a las prácticas artísticas contemporáneas y la cultura visual. A partir de programas educativos, artísticos y proyectos sociales, promueve las condiciones de igualdad para el acceso y disfrute de los saberes, así como el acercamiento plural e incluyente de dichas prácticas.”


Autores
(Guanajuato, 1973). Realizó estudios de licenciatura en Diseño Gráfico y la maestría en Estudios Socioculturales. Ha publicado los siguientes libros: Libro del Aire (Editorial De la Esquina, 2011), Okupas (Letras de Pasto Verde, 2009), Todas estas puertas (Tierra Adentro, 2008), Entre las líneas de las manos (en el libro Tres tristes tigras, Conaculta, 2005) y Bravísimas Bravérrimas. Aforismos (Editorial De la Esquina, 2005). Participó en el Laboratorio Fronterizo de Escritores/Writing Lab on the Border (2006), participó en el Festival de Poesía Latinoamericana LATINALE 2007 con sede en Berlín. Recibió la beca del FONCA para escritores en 2007. En Mayo de 2012, participó en las jornadas literarias “Los límites del lenguaje” con sede en Moscú. Su trabajo escrito y gráfico ha sido incluido en varias antologías así como en revistas nacionales e internacionales. Desde el año 2001 vive en Tijuana. Ama la música y ama dibujar.
Secretaría de Cultura