Tierra Adentro

Póster de la película Lovelace

Titulo: Lovelace

Autor: Rob Epstein (Dir.), Jeffrey Friedman (Dir.)

Lugar y Año: Estados Unidos, 2013

 

La ya clásica Garganta profunda (Deep throat) fue una de las películas pornográficas más taquilleras de todos los tiempos no sólo de la industria porno sino de todo el cine desde que se estrenó el 12 de junio de 1972, gracias a que su proyección no se limitó a salas XXX pues también fue programada en cines comerciales. Además, en comparación con el bajo presupuesto de su producción (de 47 mil dólares, aproximadamente), las ganancias fueron exorbitantes: alrededor de 50 millones de dólares de la época. El filme protagonizado por una joven de 22 años llamada Linda Lovelace y Harry Reems y escrito y dirigido por Gerard Damiano (quien aparece en los créditos como Jerry Gerard), es de un argumento muy sencillo, casi se diría banal: una mujer va al ginecólogo para consultarle sobre por qué no puede tener orgasmos. El médico descubre el problema: no puede llegar al orgasmo porque tiene el clítoris en la garganta.

Sin embargo, el éxito casi instantáneo de Garganta profunda eclipsó durante mucho tiempo una historia de la que pocos supieron en ese momento: la vida de su actriz, Linda Lovelace, en realidad llamada Linda Susan Boreman. Uno pensaría que una actriz porno que participó en tan exitosa cinta llevaría una vida de lujos, privilegios y, sobre todo, mucho sexo, especialmente en esos alocados años setenta de liberación sexual, pero no fue el caso de Linda Lovelace. Así, la historia de su vida es el tema central de Lovelace (2013), la nueva película de Rob Epstein y Jeffrey Friedman, con la excelente actuación de Amanda Seyfried, que se estrenó en el pasado Festival de Sundace y a partir de este 27 de septiembre ya se puede ver en las salas de nuestro país.

Linda era una chica neoyorquina, criada en una familia religiosa y represiva, que a los 20 años empezó a salir con Chuck Traynor, un seductor con quien finalmente se casó. En la vida privada, Traynor era un hombre controlador que la golpeaba y la explotaba: la obligó a actuar en Garganta profunda por la que Linda vio muy poco de las jugosas ganancias que recaudó la película. Por si fuera poco, Traynor la forzaba a tener relaciones sexuales apuntándole a la cabeza con una pistola y la obligaba a acostarse con otros hombres a cambio de dinero. Todo el infierno que vivió con Traynor, Linda lo contó años más tarde en un libro crudo y desgarrador, Ordeal (1980), en el que en parte se basan Epstein y Friedman para su película.

Cuando finalmente Linda tuvo el coraje para separarse de Traynor, quiso retomar su carrera como actriz porno: hizo Garganta profunda 2 (1974) y Linda Lovelace para presidente (1975), pero no tuvieron el mismo éxito de su primera película. También en 1974 volvió a casarse, ahora con Larry Marchiano, de quien se divorció hasta 1996. A partir de entonces empieza la decadencia de la actriz ícono de la industria porno. Paradójicamente, después de haber sido una de las actrices porno más importantes de los años setenta y de haber contribuido, de alguna manera, a la liberación sexual, Linda se declaró en contra de la pornografía, testificó sobre sus peligros ante el Congreso y diversas autoridades de Estados Unidos. Además, compartió numerosas veces sus vivencias en foros y publicó un nuevo libro llamado Out of Bondage (1986). Epstein y Friedman, quienes dirigieron Aullido (2010), con James Franco en el papel del poeta Allen Gingsberg, justamente quisieron capturar en Lovelace los múltiples claroscuros en la vida de la famosa actriz.

Epstein y Friedman, ganadores del Oscar en 1984 con el documental The times of Harvey Milk y luego de otro por Common Threats: Stories from the Quilt (1989), de un Emmy por The Celluloid closet (1995) y del Premio del Jurado de Sundance por Artículo 175 (2000) sobre la represión nazi a los homosexuales, vieron en la contradictoria vida de Linda Lovelace una interesante historia para llevar a la pantalla grande, en la que también actúan Sharon Stone, James Franco y Adam Brody.

Secretaría de Cultura