Tierra Adentro

Hay además de belleza [en Una jacaranda en medio del patio]o tal vez allí habita la belleza de estos poemas una comprensión honesta y amorosa por la otra, aun por aquella con la que se no comparte nada.

Selva Amada.


 

 

Mi madre teje una bufanda
para mi
todos los inviernos,
y mi colección de estas prendas
rebasa más de una docena.

 

Dice que aprendió a tejer
para protegerme del frío,
de las corrientes de aire helado
que arremeten todos los años,
en esta ciudad,
tan lejos de ella.

 

En esta misma ciudad,
los días pasan
entre la oficina
y el tráfico.
Arrastrando a veces tristeza,
a veces miedo,
vértigo,
por eso me sostengo de mi bufanda,
meto la nariz en ella,
para cobijarme en medio del remolino,
de la prisa, de vivir lejos.

 

Todos los inviernos,
mamá busca entre las bolas de estambre
un color nuevo y crispante;
una puntada diferente a la del año pasado,
busca una forma distinta de quererme,
de hacer que su amor
me caliente el pecho.

 

Y yo llevo sus bufandas
a todos lados.

 

Aprendo a combinarlas
sin importar la ocasión,
el amor es algo que no pasa de moda.

 

“Mi madre teje una bufanda” aparece en Una jacaranda en medio del patio (ISIC, 2018) de Zel Cabrera.

Secretaría de Cultura