Tierra Adentro

Ilustración de María Magaña

Esta es la tercera entrega de una serie de publicaciones semanales donde, durante septiembre, estaremos presentando la obra poética, traducida del sueco por Petronella Zetterlund, de cinco autoras jóvenes. Puedes consultar la primera entrega aquí, y la segunda aquí. Al final del texto hay información sobre las próximas presentaciones de su poesía en diferentes partes del país.


 

De ’ Detrás del árbol espaldas’ (Bakom trädet ryggar, 2018)

 

***

Las sustancias cerebrales que involuntariamente embelleció lo verde:

la hortensia, el liquidámbar, el hibisco, la dalia.

 

 

 

Los primeros dientes de la hegemonía.

 

***

 

Corto pan en medio de la noche, las partículas de las estrellas distribuidas. Mis pies

inestables sobre el piso. Existimos en una bola que flota en un mar

negro.

 

***

 

Veo prendas de ropa ondulando a lo largo de las calles, casi animadas. Me recuerdan

las noches y las miradas del pasado. Ahora muestran imágenes de casas solitarias.

Los días aun así parecen quedos, los movimientos de los pies debajo de la cobija, muertos,

vivos.

 

***

 

El cuerpo es tejido en el acero que fue repartido en la orilla del agua en la frontera con

el pasto, en las botas unos pies tan azules.

 

PoetaSuecaIlustraciones1

Ilustración de María Magaña

 

***

 

Los hermosos niños en sus suéteres de lana

las gaviotas junto a la alberca aparentemente vacía

la desolación bajo la lluvia de la cultura popular

los niños son monumentos sobre el césped abierto.

 

***

 

Los niños están sentados en el piso comiendo helado, un calor obscurecido de verano

en frente del televisor. La crema escurre entre los resquicios de las manos.

 

 

 

Están ovillados en el sueño, y la respiración es agitada. La seguridad al observar los movimientos vivos de las barrigas.

 

***

 

En la casa flotante, el delirio de la fiebre hizo que la hermana brillara; los otros,

inclinados sobre ella. Regar las flores se convirtió en un instinto de supervivencia. Unos

días antes se había hecho una visita al parque; alrededor, vegetación

frondosa.

 

***

 

El cabello de la hermana resplandecía junto a la escuela

arquitectónicamente planificada para intensificar

el lugar del inquieto en el salón

algunos compañeros de clase rodearon

la carne rosada, las hileras dentro de la boca

la sangre corrió como rorschach tembloroso.

 

***

 

El tiempo del arenero, el tiempo de la columna vertebral extendida, bolas de nieve que se arrojan cuestas abajo, risas detrás de la nuca, ese tiempo, buscar escondites en

los vestuarios, ser señalado por los hermosos vellos de los brazos, ese

tiempo, los años cargaron hacia delante a la niña que gritaba, fue un tiempo interminable.

 

***

 

Las camas de hermanos vibran su presencia. El cerebro se entume en

la parada del autobús.

 

***

 

Los sueños despiertos se transforman por la noche, bajo las almohadas. Los edificios

se forman a partir de la mirada de ciertas personas, los edificios se tambalean en la lluvia.

 

 

 

 

fruta caramelizada

jengibre

azul celeste

cian

 

***

 

El sol quebrado, su falta de sombras. Seres humanos pasan mientras

inclino el cuerpo hacia el verdor color lila oscuro, los templos sagrados. Unto

mi sangre en las frentes de las esculturas.

 

***

 

Busco las plantas venenosas, ellas quebrarán la luz, la luz puede

cortar mis ojos en un instante. Los rodeos camino a la escuela, pasando por

el jardín del vecino; estaba colmado de ciruelas hinchados,

secretaba un líquido amarillo, resplandor pegajoso. Detrás del árbol, espaldas, diferentes grados de inclinaciones.

 

***

 

La sangre corre en un baile, trance dentro de los átomos. Pongo las manos detrás de

la cabeza y atravieso el parque caminando; en una dimensión estoy aburrida, en otra

rezo por mi vida. El peso del trance se taladra hasta los pies y

luego reposa deliciosamente.

 

***

 

La cámara con sensores pinta el cielo nocturno de un verde claro

el ojo del avión se mueve sobre las casas y los árboles, el ganado

la rejilla, sus líneas crean un enfoque

la sombra del cuerpo se vislumbra entre las casas

el misil agarra el cuerpo, la naturaleza circundante.

 

***

 

El frío alrededor, alrededor el aura

las pestañas crepitan al soñar

pensamientos desbordantes

corrientes debajo de las camas

gotas lagrimean detrás del amanecer

drones se mancha el mar

sagrado mar y el sol

 

***

 

Los zafiros azules casi negros de la niña flotan fuera del rostro de la mujer adulta; debajo, venas. Los dedos pasan con galletas, toallitas húmedas. M1 Abrams, leche.

Firmemente se sujeta a la niña con la mano derecha mientras la izquierda abre la puerta a la casa. Después de cuarenta días la pequeña dejó de gritar. Agarrada de la mano con el fin de la ofensiva aérea.

 

 

PoetaSuecaIlustraciones2

Ilustración de María Magaña

***

 

Como rosas tan jóvenes en el suelo

agradecimiento sintió el suelo en él los hijos echaron raíces

entrelazadas con los nombres y las madres

que sobre camas deseaban que las lágrimas pudiesen lavar el dolor

que la misma tierra pudiese inhalar el cuerpo de la madre

pesado por la angustia de la pérdida

esta es una prenda que se hace una con la piel.

 

***

 

El cielo del silencio

abre las fauces del apocalipsis arriba de un cuerpo etéreo

ansioso por descubrir lo no reconocido,

lo eternamente vivo.

Acercarse a las sombras de las ramas

las cuales emiten un placer cauteloso

el lugar seguro no fue lo que se esperaba.

 

***

 

El río es impulsado por movimientos circulares: cuenta de los sobrevivientes

y sus espaldas.

 

PoetaSuecaIlustraciones31

Ilustración de María Magaña

***

 

Hjärnsubstanserna som ofrivilligt besmyckade det gröna:

hortensian, ambraträdet, hibiskusen, dahlian.

 

 

 

 

Hegemonins första tänder.

 

***

 

Skär bröd i natten, stjärnpartiklar uppställda. Mina fötter

ostadiga på golvet. Existerar på ett klot som svävar i svart

hav.

 

***

 

Jag ser kläder fladdra längs gatorna, nästan besjälade. De påminner

om förflutna nätter och blickar. Nu visar de bilder på ensamma hus.

Dagarna känns ändå stilla, fötternas rörelser under täcket, döda,

levande.

 

***

 

Kroppen sys in i stålet som delades ut vid vattnet på gränsen mot

gräset, i stövlarna så blå fötter.

 

***

 

De vackra barnen i sina yllekoftor

måsarna intill den till synes öde bassängen

ödsligheten i det populärkulturella regnet

barnen är monument på den öppna gräsytan.

 

***

 

Barnen sitter på golvet och äter glass, en mörklagd sommarhetta

framför teven. Grädden rinner genom händernas springor.

 

 

 

 

De ligger böjda i sömn och andningen är snabb. Tryggheten i att

betrakta magarnas levande rörelser.

 

***

 

I det svävande huset, feberyrseln gjorde att systern lyste, de andra

böjda över. Att vattna blommor blev överlevnadsinstinkt. Några

dagar tidigare hade det gjorts ett besök i parken, runtomkring, fylliga

buskar.

 

***

 

Systerns hår glänste intill skolbyggnaden

arkitektoniskt planerad att förstärka

den oroliges placering i rummet

några skolkamrater omringade

det rosa köttet, raderna inuti munnen

blodet rann som darrande rorschach.

 

***

 

Sandlådans tid, den utsträckta ryggradens tid, snöbollar rullas nerför

backar, skratt bakom nacken, den tiden, hitta gömställen i

omklädningsrum, bli uthängd för det vackra håret på armarna, den

tiden, åren bar det skrikande barnet framåt, det var en oändlig tid.

 

***

 

Syskonsängarna vibrerar fram sin närvaro. Hjärnan domnar bort på

busshållplatsen.

 

***

 

Dagdrömmarna omvandlar sig i natten, under kuddarna. Byggnaderna

formar sig utifrån somligas blickar, byggnaderna vinglar i regnet.

 

 

 

 

suckat

ingefära

azur

cyan

 

***

 

Den brutna solen, dess brist på skuggor. Människor går förbi medan

jag lutar kroppen mot den mörklila grönskan, helgedomarna. Stryker

mitt blod över skulpturernas pannor.

 

***

 

Jag letar fram de giftiga växterna, de ska bryta isär ljuset, ljuset kan

skära sönder mina ögon i ett andetag. Omvägarna till skolan, förbi

grannens trädgård, den svämmade över av svullna plommon,

utsöndrade gul vätska, klibbig glans. Bakom trädet ryggar, olika

grader av böjningar.

 

***

 

Blodet rusar i en dans, trans inuti atomerna. Jag lägger händerna bakom

huvudet och går igenom parken, i en dimension är jag uttråkad, i en

annan ber jag för mitt liv. Transens vikt borrar sig ner till fötterna och

vilar sedan utsökt.

 

***

 

Den sökande kameran gör kvällshimlen ljusgrön

flygplanets öga rör sig över hus och träd, boskap

rutnätet, dess linjer skapar fokus

kroppsskuggan skymtas mellan husen

missilen tar tag i kroppen, den omgivande naturen.

 

***

 

Kyla runtom, runtom aura

ögonfransarna sprakar vid dröm

översvämmande tankemönster

det forsar under sängar

droppar tåras bakom gryningen

drönar fläckar sig havet

heligt hav och solen.

 

***

 

Barnets svartblå safirer svävar utanpå den vuxnas ansikte, därunder

ådror. Fingrarna drar förbi kakor, våtservetter. MI Abrams, mjölk.

Stadigt hålls barnet i höger hand medan den vänstra öppnar dörren till

huset. Efter fyrtio dagar slutade den lilla att skrika. Hand i hand med

luftoffensivens slut.

 

***

 

Som rosor så unga i marken

tacksamhet kände marken i den växte sönerna rötter

sammanflätade med namn och mödrar

som på sängar önskade att tårarna kunde skölja undan sorgen

att samma jord kunde inandas moderns kropp

tung av förlustens ångest

det är ett klädesplagg som smälter in i huden.

 

***

 

Tystnadens himmel

öppnar domedagskäftar ovanför eterisk kropp

ivrig att upptäcka icke erkända

evigt levande.

Närma sig grenarnas skuggar

vilka ger ifrån sig ett försiktigt avnjutande

trygghetens plats var inte det väntade.

 

***

 

Floden drivs av cirkulära rörelser, den berättar om alla överlevande

och deras ryggar.

 


 

Burcu Sahin, Martina Moliis-Mellberg e Iman Mohammed estarán recorriendo el país durante septiembre, dando lecturas de poesía por aquí y por allá. 
En la Ciudad de México:

Miércoles 18 de septiembre a las 8:00PM
Freïms, Av. Amsterdam 62B
Lectura junto con tres poetas mexicanxs: Andrea Alzati, Xitlalitl Rodríguez Mendoza e Iván Ortega.

Jueves 19 de septiembre a las 7:00PM
Casa del Poeta Ramón López Velarde, Av. Álvaro Obregón.
Lectura y presentación de libros.

En el resto del país:

Del 26 al 28 de septiembre en el Festival de poesía internacional Caracol de Tijuana
29 de septiembre Librería Verbatim de San Diego
3 de octubre a las 7:30PM en Galería Rocha Cordero del Instituto Potosino de Bellas Artes en San Luis Potosí

 

 


Autores
(Bagdad, Irak, 1987) creció en Estocolmo, es poeta. Ha estudiado literatura creativa en Biskops-Arnö y Akademi Valand. En 2013, debutó en la antología de poesía joven Blå Blixt (‘Rayo azul’) y, en 2018, se publicó Bakom trädet ryggar (“Detrás del árbol espaldas”), la colección de poemas de la que aquí se publican poemas traducidos. Su más reciente libro de poemas con el título Aureola se publicó en 2019.
(Estocolmo, Suecia, 1974) es Maestra en Letras Hispánicas, traductora, editora y gestora de proyectos culturales. Es fundadora y coordinadora nórdica del proyecto literario multilingüe NolitchX (Nordic Literatures in Change and Exchange). Entre las traducciones literarias que ha realizado del sueco al español se encuentran publicadas Álbum de Leif Holmstrand (Palacio de la Fatalidad, 2018), Cosas que provocan inquietud de Jenny Tunedal (Palacio de la Fatalidad, 2018), Ma de Ida Börjel (filodecaballos editores, 2019) y plaquettes de las poetas Iman Mohammed, Martina Moliis-Mellberg y Burcu Sahin. Además, sus traducciones de Erik Lindegren y Göran Sonnevi están publicados en revistas literarias de México.

Ilustrador
María Magaña
(Guadalajara, 1988). Estudió en la Facultad de Diseño para la Comunicación Gráfica de la Universidad de Guadalajara. Actualmente cursa la Maestría en Narrativa Gráfica en Ciudad Creativa Digital. Su trabajo se proyecta en la producción de ilustración, historieta y publicaciones autogestivas con la intención de experimentar con materiales y distintas vertientes para abordar un mensaje. Disfruta de explorar y deshacer temas considerados como tabúes sociales con objetivo de normalizarlos por medio del humor.
Secretaría de Cultura