Tierra Adentro

Poema

0 1061

Es la cuarta vez que intento escribir sobre esta novela, la primera lo abandoné porque la neta ni había leído el libro, la segunda no supe qué decir y esta vez la psicóloga me dijo “a ti que te late ese pedo de la escritura, quiero que te leas un libro relacionado con tu trastorno y me cuentes de él” y yo le dije “órale va”, palabras más, palabras menos.
0 797

Princesa  Acostado En la cama blanca Rodeada de flores Papá duerme.
0 472

Escucho la voz de la madre tierra / Ya kaybe sk’op jme’ kaxailtik La he escuchado clara y alegre / Lek chican la ka’ay sok junax yo’tan La escucho en el viento / Ya kay ta ik’ Que mece los árboles.
0 1103

|declarado desierto| retazos  Para Félix Obed Valdovinos                                ¡debiste haberme dicho que íbamos soñando!  Guillermo Fernández        un desierto es un cuchillo sobre el corazón del que ama diferente una puñalada sobre tu corazón es su aridez / el frío / su calor.
0 1234

para Cristian Lagunas encontré una piedra gris y le dije: tenemos que resucitar Juan Eduardo Cirlot     Existe una probabilidad altísima de que nunca nos pasen cosas extraordinarias.
0 1414

Esperas quince minutos antes de recoger el cambio y salir de la cafetería.
0 3850

I Crecí en los noventa navego entre pantanos edificios sedientos, poemas absurdos recitados en el subconsciente de los baños de las escuelas públicas, sed cotidiana en mis labios hay una ciudad silenciosa digitalizando su desnudez sigo sin encontrar mi voz en las palabras.
0 1209

Alguna vez le dije a mi madre que fuéramos a caminar a Chapultepec.
0 1707

Las boas escuchan atentamente las clases de psicología si deben hacerlo.

Para ir leyendo...

0 205

¿Cómo se vería en escena la crisis existencial de una mujer que se desmorona bajo las expectativas familiares? La obra de ¡VIOLENCIA! de Valeria Loera parte de esta premisa y da como resultado una extraña propuesta que se encuentra en un punto medio entre Bridget Jones y el teatro del absurdo, una tragicomedia que se debate entre lo grotesco y lo disparatado.
Secretaría de Cultura