Tierra Adentro

poesía

0 68

  Este texto debe su existencia a la obsesión colectiva que tenemos con el sistema decimal, puesto que este año se cumplen cien años de la muerte de Amado Nervo, escritor y diplomático nayarita.
0 190

Cattelan   El juego de mesa cambiaría para siempre: seis jugadores por lado, dos prodigios, cuatro tiempos de quince minutos, una copa mundial y otra de naciones.
0 165

Larga oda a la salvación de Osvaldo esto es el no la cabina cerrada azote diablo arrecia rancio silencio viaducta baba caduco el soplo ahora deviene el ánima tácito todo mondo entre los dientes aquí la vida llena la vida simple la única rancio silencio viaducta baba aquí selvas sintáctico- semánticas no invierno зимы нет cuándo verás al joven svevo todo filigrana y una carretilla llena de / papiros muy ocupado pendiente arriba entre la mordedura de un callejón de / trieste es algo imposible me dices pero yo imagino un cuévano vuelto circuitos de un robot una ciudad robot en piedra el esqueleto del poema en carne magnífica de imagen narraciones amorosas destinados nacimientos neobarrocos как необарокко обреченное двойственности el espíritu en ambiguo declive del destino puerto maremoto terreno minas accidentes tórrido la supuesta panorámica del miedo otra vez destino neoborroso en lodo sprechen ist silbern yo también escribí una novela y ahora me masturbo pensando que el trópico estalla schweigen ist golder falanges de mudos ángeles de lluvia el gran planeta la cisterna frescor de pozo seco bichos tábanos pájaros cortinas id éntico valor plástico anécdota de invisible hilo el lirismo sich ausküssen tolhausen quiero comprar una bicicleta y luego ir adonde estás trabajar abducidos al desorden no es algo espantoso mientras besarse mutuamente hasta quedar completamente satisfechos transitivos muchacho crazy american él decía que era un payaso y repartía periódicos por la mañana ellos despellejaban cadáveres para la facultad de medicina no olvides una identificación no olvides la fosa común no la sal acomedido panacea del páncreas oblata en pendientes cimarronas culpa envinada de carótida en la irriga trampa continuar la especie examinado en una pileta de cloro queloides рубцы quemaduras ожоги tacto amenazado угроза осязанью lepra eléctrica электро проказа voz de cántico ye intla auel nech ijtoa poluto quemaduras ожоги quemaduras ожоги en cínica cinta gástrica el cuerpo verde зеленое тело amoratado in mikatzin poliktok ikin tonally yo escribí historietas tipo el libro vaquero western andrógino esperántico furtivo en confianza maritales con mental estreñimiento hacia los coitos erótico-teatrales duraciones de la lingua esquizofrénica blabeas chasquidos balbuceos de dios entre los hombres in teteo tlachimej in tlajkuilojmej tlakopina kenin kanaj ni kenik panox tlein achiyok solo duré un día celoso de los vagabundos.
Archivo Warpola
0 265

  A mis maestras de la UNAM En su corta vida Gerardo Arana escribió pocos poemas.
0 275

Proemio La noche engendra La partitura muerta, Odio secular Un gajo de epopeya negra.
0 293

En la infancia habitaba una casa.

Antes que otra cosa, un poemario sobre la amistad Este es un libro sobre los vínculos.
0 292

I Por la noche después de acostar a mi hija pienso en los perros en un documental que estuvimos viendo una tarde la primera vez que ella probó sándwiches de cajeta los lobos menos agresivos fueron domesticados por los hombres tuvieron comida segura y sus crías dormían cerca del fuego los lobos que mordían la mano del hombre fueron sacrificados y los lobos cada día se parecían menos a sí mismos algunas noches pienso en esto algunas noches mi hija piensa que ciertos árboles deberían ser posibles hemos sembrado botones y Tutsi Pop no pierdas la paciencia le digo recuerda que los perros eran lobos II Quizá me acerque al número 50 de mudanzas si algo he podido enseñarle a mi hija de seis años es que no hay nada permanente así que amamos mudarnos como otros aman los domingos en la playa Amamos conocer gente nueva y la incertidumbre que es un dulce que poco a poco perderá su sabor hasta la nueva mudanza Quizá nosotras a diferencia de otras personas tememos que un día ya no haya más cambios Confiemos en que algo como eso es imposible   III Mi bebé duerme gran parte de la mañana me preparo el café con cubitos de hielo no estoy de buen humor en todo caso no estoy despierta Si tuviera fuerzas pondría a mi bebé en su carrito y saldríamos a caminar Pienso: Sol blanco sol inclemente Corro las cortinas A esta hora de la mañana soy un ama de casa triste Debo ser demasiado tonta para no poder disfrutar que estoy en casa que escribo junto al burrito rojo que los reyes magos trajeron hace tiempo Hace unos días trabajadores de la constructora encontraron un cráneo en una bolsa negra el cráneo estaba barnizado y decorado Este es un fraccionamiento todas las casas son blancas con pórticos de color ladrillo ventanas corredizas y protectores La mayoría de las casas se encuentran vacías a esta hora Son pocas las mujeres de hoy que pueden ver a su hijo de tres meses dormir en este fraccionamiento donde trabajadores siguen levantando casas idénticas para la multitud que desaparece el día entero Gente que decora cráneos que más tarde tirará en una bolsa negra a mitad de la nada A esta hora del día escribo sobre el aislamiento   IV Resulta obvio que seamos una generación que le teme a las oficinas Nuestros padres trabajaron como locos si alguien moría ellos seguían trabajando si había un niño enfermo había que trabajar más Incluso en casa trabajaban el día entero y con ello es probable que quisieran heredarnos la pasión por el trabajo sin darse cuenta de que corrían frente a nosotros una película de miedo donde la ausencia era un fantasma que podía tomarte del cuello encontrarte bajo las sábanas burlarse de ti Resulta obvio que odiemos las calles imposibles la noche imprevista donde la gente abandona en bandadas oficinas tiendas departamentales En casa la mesa tiene frutas amarillas que.
Secretaría de Cultura