Tierra Adentro

Detalle de portada

Titulo: Tiembla

Autor: Diego Fonseca (antologador)

Editorial: Almadía

Lugar y Año: México, 2018

 

Tiembla es una selección de treinta y cinco textos, y un ensayo fotográfico, antologados por Diego Fonseca. Se trata de un libro testimonial, principalmente sobre las experiencias vividas durante el sismo del 19 de septiembre en la Ciudad de México, de voluntarios que asistieron a las zonas de desastre, así como de ensayos críticos sobre las diversas reacciones de los actores involucrados.

El prólogo de Diego Fonseca me resulta revelador: «Los terremotos son catástrofes naturales pero también son fenómenos políticos. Todos hablamos del Gran Temblor de la Chingada de Ciudad de México, pero pocos lo hacen —y ya casi no— del Gran Temblor de la Chingada de Oaxaca el 7 de septiembre. O de cómo fue otro Gran Temblor de la Chingada en Morelos. Y cómo, también, se sintió chingadamente de la chingada el sismo en Chiapas. El municipio de Juchitán de Zaragoza quedó reducido a una masa de hierros retorcidos, tambores de lata aplastados, madera despedazada y escombros y más escombros apilados en un foso. ¿Quién disputará a los setenta mil juchitecos que la chingada no estaba allí para llevárselos a todos a inicio de septiembre?».

La magnitud de los sismos del año pasado se midió en la escala Richter y también según la distancia del epicentro a la capital del país. A pesar de que el antologador lo advierte en su texto, no deja de parecerme significativo que de todas las propuestas sólo cuatro o cinco pongan la mirada sobre Chiapas, Morelos y Oaxaca. Que la producción y creación literarias se concentren en las colonias Condesa, Roma, Del Valle, Nápoles, Juárez, Polanco o Coyoacán no es responsabilidad directa de quienes escriben, y resulta consecuente que su relación con ambos temblores esté ligada a esas demarcaciones. Si hago esta observación es porque Fonseca lo señala en su prólogo y, aunque la sede de Almadía esté en Oaxaca y las regalías recaudadas por el libro se destinarán a ese estado, para bien o para mal, nuestro centro literario está en la Ciudad de México.

¿Es por ello la capital de la república mexicana un «lugar común» en las propuestas artísticas y literarias de Tiembla? No necesariamente. En todo caso, su presencia está obligada porque ahí, bajo la forma de un sismo, encontró a muchos la «igualadora muerte»

Tiembla es un intento, en varios sentidos, de crear comunidad. Quien lea el libro así lo entenderá.


Autores
(San Andrés Tuxtla, 1983) traduce, escribe, enseña y estudia literatura y lengua francesa en la Universidad Veracruzana. Obtuvo el Premio Nacional de Ensayo Juan Rulfo 2008 y fue becario de la Fundación para las Letras Mexicanas de 2010 a 2012. Publicó Vías paralelas (FETA, 2015).
Secretaría de Cultura