Tierra Adentro

Ilustración realizada por Zauriel Alejandro Martínez Hernández

 

Buena tarde a todxs los del buentrip, mi nombre es Carlos Ramírez y estoy buscando hoteles u hostales en donde pudiera haber presencia paranormal. Preferentemente que alguno de ustedes haya vivido el suceso y no que alguien se los contara. Les agradezco infinitamente sus recomendaciones y los detalles de su experiencia, buena vibra para todxs.

Enviado por Carlos Ramírez, 6:12 p.m., 8 de agosto del 2019.

 

Las últimas tres veces que he visitado la ciudad de Morelia me he quedado en el Montalbán, tres estrellas y media pero muy bonito y limpio. La primera vez pensé que la habitación que me habían asignado tenía una fuga en el baño, pues gran parte de la noche escuché correr agua y no pude dormir. Llamé a recepción un par de veces, vinieron, revisaron y nada. Lo curioso fue que al despertarme el piso del cuarto estaba mojado y resbaloso, pero no se veía de dónde podía salir la corriente. Cuando estuve a punto de marcar otra vez a recepción alguien llamó a la puerta: era la señora de la limpieza y estaba lista para secar el aguacero. Me preguntarás en dónde está lo verdaderamente extraño en toda esta historia, pues en que la señora entró por un momento al baño para exprimir el trapeador y tirar el agua de la cubeta y jamás salió. ¡Estuve media hora sentada en la cama, casi sin moverme, aterrada, preguntándole si se encontraba bien! Cuando pedí auxilio y vino el encargado al cuarto no encontramos a la mujer por ningún lado. Las otras dos visitas también resultaron muy extrañas, en otro momento, si gustas, te cuento los detalles, pero si buscas un hotel raro es ése.

Respuesta de Katia Dorantes Solórzano, 8:40 a.m., 9 de agosto del 2019

 

Yo tengo mucha suerte para los hoteles raros, pero nada que no pase de un grifo que se abra a media noche o que se apague una lámpara sin motivo alguno, pero en San Miguel de Allende nos sucedió algo muy aterrador. Mi esposa y yo viajamos allá porque asistimos a una boda el mes pasado. Nos hospedamos en Boutique Arcángel, una casona vieja que la verdad no vale lo que cuesta pero esa es otra historia. El lugar tiene únicamente 23 habitaciones y nos asignaron la número 22, aún conservo el comprobante de la persona que en gerencia nos documentó el acceso. Y bueno, todo iba bien al principio, asistimos a la boda y regresamos como a eso de las cuatro de la madrugada para dormir un poco, pero cuál va siendo la sorpresa que nuestra habitación ya había sido entregada una hora antes supuestamente por nosotros. La reservación quedó a mi nombre, yo me apellido Alvarado Garibay. Las personas que abandonaron la habitación eran un matrimonio y el sujeto se identificó con mis apellidos. Desde luego lo primero que pensé fue que se trataba de una broma, pero luego me molesté bastante porque el problema se tornó muy serio. Tuvo que llegar el gerente, revisamos las cámaras y ahí va lo peor: aunque no se alcanzan a apreciar los rostros que salen del cuarto te puedo jurar que mi mujer y yo abandonamos el hotel sin haber estado en él.

Respuesta de Joel Alvarado, 11:21 a.m., 9 de agosto del 2019

 

Estimado, Carlos:

Te sugiero visitar La cabaña de Nora en Tepoztlán. Con un par de meses de anticipación pide la cabaña acacia, todas las cabañas tienen nombres de árboles: acebuche, encino, alcornoque, pero acacia es la que te recomiendo para vivir algo verdaderamente paranormal. He estado en cinco ocasiones para comprobar y grabar los sucesos, de hecho puedes buscar los videos en mi canal de youtube, escribe experiencia de Mayra R., en la cabaña de Nora para conocer detalles. La primera vez estuve acompañada de mi madre, que ya es muy mayor, de eso hará unos dos años. Dormí profundamente porque el sitio es indudablemente relajante. Pero mi madre, que duerme poco, me dijo que estuve hablando prácticamente toda la noche, como si hubiera sostenido una conversación con alguien. Yo no tenía información o conocimiento de que hablara dormida, así que me intrigó el hecho y en la segunda noche dejé funcionando la grabadora del celular. A la mañana siguiente mi madre dormía profundamente y supuse que no volví a hablar dormida, pero me llevé la sorpresa de mi vida cuando comencé a escuchar fragmentos del audio. En efecto hablé casi toda la noche, otra vez, pero lo terrorífico es que la conversación la sostuve con alguien que evidentemente no era mi madre. Si revisas mis videos, es la voz de una niña pequeña la que está conversando conmigo.

Respuesta de Mayra R., 11:38 a.m., 9 de agosto del 2019

 

A mí me asustaron en el Gran Mesón de Zacatecas el año pasado, en el cuarto 209, aunque a otros familiares que estaban hospedados allí también les pasó algo similar, así que puede ser que suceda en todos los cuartos del hotel o en el segundo piso. Pero bueno, para no hacerte el cuento largo, lo que conversas durante el día o lo que ves en la televisión, se repite constantemente en forma de eco en el transcurso de la noche. No sé si alguien que sepa de ciencia lo podría explicar, pero independientemente de eso sí da muchísimo miedo escuchar a tu propia voz resonando en las paredes.

Respuesta de Darío, 7:09 p.m., 10 de agosto del 2019

 

No manches, Katia, ya sé cuál hotel de Morelia dices. Uno que tiene unos arquitos y una fachada tinta con un portón muy grande. Hace como tres años nos quedamos hospedados allí con mis compañeros de la universidad y a un amigo mío le tocó el caso de la señora que le fue a limpiar el cuarto muy temprano para luego desaparecerse adentro del baño. Mi amigo se puso súper enfermo de los nervios porque tampoco la vio salir y durante horas pensó que algo muy grave le había ocurrido. Lo juzgamos de loco y mira.

Respuesta de Paulina Gutiérrez, 11:24 p.m., 10 de agosto del 2019

 

¡Qué barbaridad! Estoy tomando en cuenta los hoteles que han mencionado para no ir a meterme nunca en ellos. De antemano, gracias, y de corazón espero que sólo hayan sido hechos aislados que no hayan afectado su tranquilidad. Yo suelo viajar muy a menudo a Monterrey, por mi trabajo, y sólo he descartado un hotel por los motivos que aquí comentan. Me pasó en Plaza Regio, ubicado en la macroplaza. Siempre viajo sola y era la primera vez que me quedaba allí. Todo marchaba bien hasta que una tarde recibí una llamada a mi habitación por parte de la gerencia, que si podía bajar para hacer una aclaración importante sobre mi estadía. Cuando mencionaron el problema no lo podía creer. Lo primero que me indicaron fue que mi reservación era para una persona y que por lo tanto nadie podía acompañarme al cuarto, que ya eran varias veces las que había ingresado con otra persona sin autorización. Al principio me ofendí, pero cuando me pusieron las imágenes de las cámaras me puse como loca, pues en el ingreso, en el elevador, por los pasillos y en la entrada de la habitación, me acompañaba siempre una mujer mayor. Lo que me dio más terror en todo ese relajo es que la anciana parecía una persona común: no flotaba, no desaparecía, no actuaba extraño. Admito que por años esa situación me afectó severamente los nervios, y a veces me sigue dando vueltas la cabeza cuando lo recuerdo, sin embargo si estas buscando una experiencia así y eres de mente fuerte, adelante, ya tienes el dato.

Respuesta de Mayra Arroyo, 8:50 p.m., 11 de agosto del 2019

 

Me parece de gente muy ignorante que vengan a escribir tanta tontería a un sitio que se dedica a decirnos si un hotel tiene buen servicio, ubicación, limpieza, amabilidad, etc. ¿Cómo pueden creerse tanta mentira? Ya hasta promocionan sus canales de YouTube, por favor, qué horror, en qué mundo viven. Carlos Ramírez, deberías irte a buscar a los charlatanes de la televisión y no llenar de basura esta página que hasta tu post era muy útil. Ignorantes!!!!

Respuesta de Ana María Andrade, 9:11 p.m., 11 de agosto del 2019

 

Hola, Paulina Gutiérrez, es el mismo hotel que me describes, el de los arcos y color tinto. Se llama Montalbán y sí está súper grueso lo de la señora que se esconde en el baño y ya no sale nunca, espero que tu amigo lo haya superado. Para la próxima vez créanle, no sean malos, son cosas que no se pueden explicar pero que sí suceden. Yo he vuelto, como les contaba en mi primer post, otras dos veces después de lo de la señora del baño, lo malo es que es un hotel muy pequeño y no tiene tantas cámaras de seguridad como para comprobar en imagen. Pero es una señora de unos 60 años, castaña, frente amplia, nariz pequeña, que puede parecer todo menos un fantasma. Yo regresé a los tres meses porque mi familia me metió en la cabeza que había sido una broma, que hay construcciones que tienen puertas falsas y que seguramente en el baño había una y que sólo se burlaron de mí. Así que no me quedé con la espinita y regresé, pedí el mismo cuarto, un rollo para que me lo asignaran, pero ya que estuve adentro me puse averiguar y ninguna puerta falsa, todos los azulejos colocados en su lugar. Esperé escuchar el agua correr como la primera vez y nada, pero me pasó algo extrañísimo, la televisión se prendía y apagaba a cada rato, como unas tres veces, hasta que decidí desconectarla, jalé el cable y no quedó algo en el contacto, pero como a las dos horas se volvió a encender. Explíquenme cómo es que puede pasar algo así.

Respuesta de Katia Dorantes Solórzano, 9:13 p.m., 11 de agosto del 2019

 

Hola, Katia, yo soy de Morelia y mi casa está a un par de cuadras del Montalbán, me sé la historia del hotel de cabo a rabo, que hace como 30 años fue una casa de retiro espiritual de las hermanas del Sagrado Corazón y de los pobres. El hotel es relativamente nuevo, mi mamá fue recepcionista de ahí diez años, y ese reporte de la señora que desaparece en el baño no es tan nuevo aunque, me dice mi madre, es muy raro que pase. No todos los huéspedes tienen esa experiencia. Acá en Morelia es más un mito o una leyenda urbana que una historia de verdad, estamos acostumbrados a escuchar que en el Montalbán suceden cosas inexplicables. En fin, perdón por andar de metiche, yo sólo estaba buscando un hostal en la ciudad de México y me ganó el morbo. Saludos a todos.

Respuesta de Diana Falcón, 11:34 p.m., 11 de agosto del 2019

 

Estimados usuarios del Buentrip.com:

Reciban un cordial saludo de la cadena de hoteles más grande y más segura de México. Tenemos servicio en 38 ciudades de la República con habitaciones espaciosas y cómodas para que tú y tu familia pasen una estadía en total comodidad. Todos nuestros hoteles cuentan con alberca, gimnasio las 24 horas, servicio de lavandería y tintorería. Además de una caja de seguridad dentro de cada habitación. Somos especialistas en brindar la mejor información sobre los sitios turísticos de cada lugar, además ponemos a tu disposición servicio de taxi privado, así como estacionamiento exclusivo. Nuestros restaurantes cuentan con un menú delicioso, sano y nutritivo, que incluye platillos típicos de la región a un excelente precio. Contamos con aire acondicionado y calefacción, así como servicio de cafetería las 24 horas.

Si quieres tener una experiencia más que paranormal, visita los hoteles de nuestra cadena Express Country. Más información en www.expresscountry.com.mx o a los teléfonos 01 800 9236

Respuesta de Express Country Service, 7:01 a.m., 12 de agosto del 2019

 

Buena tarde, otra vez, a todxs los del buentrip. He leído con atención sus experiencias, recomendaciones y son muy interesantes. Gracias infinitas por tomarse el tiempo de responderme y compartir nombres de hoteles, ciudades y hasta los números de habitaciones. En dos semanas haré un viaje a Querétaro y aprovecharé para escaparme a San Miguel de Allende, gracias por el dato estimado Joel. En cuanto visite las demás ciudades que mencionan vengo a contarles los detalles.

Les reitero mi agradecimiento a TODXS.

Respuesta de Carlos Ramírez, 5:27 p.m., 13 de agosto del 2019.

 

Joel Alvarado, tenías razón. Estoy desde ayer en San Miguel, hubiera llegado antes pero se demoró la habitación 22. Repetí tu modus operandi y estoy justamente con el administrador a punto de revisar las cámaras porque alguien que se identificó con mi nombre entregó la llave de mi habitación. Puse un par de cámaras en el cuarto pero no puedo ingresar todavía, en cuanto se aclare y vuelva a entrar me comunico por este medio. ¿Puedes pasarme tu contacto para comunicarme directamente contigo?

Respuesta de Carlos Ramírez, 4:17 a.m., 27 de agosto del 2019.

 

¿En serio? Espero que las cámaras que pusiste en el cuarto ayuden a explicar ese asunto. A pesar de que yo mismo lo viví, me cuesta trabajo creer que también te haya pasado lo mismo. Escríbeme a alvarado33@gmail.com para pasarte mi teléfono.

Saludos.

Respuesta de Joel Alvarado, 10:21 a.m., 27 de agosto del 2019.

 

بهمنکمککنمنطرفمقابلهستم

Respuesta de Carlos Ramírez, 0:00 a.m., xx de agosto de 0000.

 

Carlos, no sé si tu teléfono tiene virus, pues aparecen unas letras extrañas en lugar de tu mensaje. Espero mejor tu email o dime a dónde te escribo. Saludos.

Respuesta de Joel Alvarado, 10:31 a.m., 27 de agosto del 2019.

 

Hola, en qué acabo todo, Joel Alvarado, ¿pudiste comunicarte con Carlos Ramírez? Estoy intrigada. ¿Te contó detalles de lo que sucedió en San Miguel? Ya pasó una semana y no volvieron a hablar del tema. Espero que ambos estén muy bien. Saludos cordiales.

Respuesta de Katia Dorantes Solórzano, 8:00 p.m., 3 de septiembre del 2019

 

Hola, Katia. Nada. De Carlos no he vuelto a saber nada. No me escribió nunca, ni al celular, ni al mail. Toca esperar a que escriba de nuevo por esta vía y nos diga lo que grabaron sus cámaras y salgamos de dudas de una vez por todas.

Respuesta de Joel Alvarado, 9:26 a.m., 3 de septiembre del 2019.

Secretaría de Cultura